Las personas mayores de 50 años es uno de los sectores de la población más perjudicados por la actual escasez de empleo que vivimos, pero pueden optar a diferentes prestaciones y ayudas que alivien su falta de recursos económicos.

Tras la crisis provocada por la pandemia, el cierre de muchas empresas, la reducción de plantilla o las jubilaciones anticipadas han obligado a muchos autónomos y trabajadores a no reincorporarse más a sus puestos de trabajo, lo que supone un aumento sin precedentes del número de parados en nuestro país de más de 50 años, edad crítica que suele soportar cargas económicas elevadas, además de cargas familiares de hijos y ancianos predecesores.

En este texto te resumimos las prestaciones o ayudas que pueden solicitar las personas mayores de 50 años en situación de desempleo:

Renta activa de inserción (RAI) para desempleados de larga duración. 

Como características principales se exige : 

  • tener más de 45 años. Existe también un subsidio por desempleo para mayores de 45 años que no cumplan con el resto de características siguientes.
  • haber extinguido una prestación contributiva o subsidio por desempleo, salvo por sanción.
  • No tener derecho a las prestaciones o subsidios de desempleo o a la renta agraria.
  • Estar inscrito o inscrita ininterrumpidamente en la oficina de empleo como demandante de empleo durante 12 o más meses. Se considera interrumpida la demanda si se ha trabajado un período acumulado de 90 o más días en los 365 anteriores a la fecha de solicitud de incorporación al programa de renta activa de inserción o si se ha salido al extranjero( no tendrá esta consideración cuando se acredite que la salida al extranjero ha sido por una estancia igual o inferior a 15 días y se ha producido por: Matrimonio.Nacimiento de hijo o hija.Fallecimiento o enfermedad grave del cónyuge o parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.Cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal).
  • Participar activamente, al menos con 3 acciones demostrables, en la búsqueda de empleo, formación o reconversión profesionales u otras para incrementar la ocupabilidad, sin rechazar ninguna.

Subsidio por desempleo para mayores de 52 o 55 años.

Puede verse beneficiado de esta prestación hasta que cumpla la edad exigible para tener derecho a la pensión contributiva de jubilación.

Estas son las características generales:

  • Tener 52 años o más.
  • Haber agotado la prestación contributiva o el subsidio por desempleo.
  • Ser emigrante que ha retornado a España (debe haber trabajado en el extranjero como mínimo 12 meses en los últimos seis años, desde su última salida de España, en países no pertenecientes a la Unión Europea (UE) o al Espacio Económico Europeo (EEE)) y no tener derecho a prestación contributiva por desempleo.
  • Ser liberado o liberada de prisión sin derecho a prestación contributiva por desempleo, cuando la privación de libertad hubiera sido por tiempo superior a 6 meses.
  • Haber sido declarado o declarada plenamente capaz o persona con incapacidad permanente parcial como consecuencia de un expediente de revisión por mejoría de una situación de gran invalidez, incapacidad permanente absoluta o incapacidad permanente total para la profesión habitual.
  • Estar en situación legal de desempleo y no tener derecho a prestación contributiva por desempleo, habiendo cotizado por desempleo, al menos, entre 90 y 359 días.
  • En el caso de la persona trabajadora por cuenta ajena no podrá acceder al subsidio cuando el cese en el último trabajo haya sido voluntario.
  • Estar inscrito o inscrita como demandante de empleo durante un mes desde que finalizó la prestación por desempleo que se percibía , o desde la fecha de la inscripción como emigrante retornado, liberado o liberada de prisión o por revisión de la incapacidad, y no haber rechazado durante ese mes ninguna oferta de empleo, ni haberse negado a participar, salvo causa justificada, en acciones de promoción, formación o reconversión profesional. La inscripción deberá mantenerse durante todo el periodo de percepción del subsidio.
  • Cumplir el compromiso de actividad, que está incluido en la solicitud del subsidio.
  • Carecer de rentas propias de cualquier naturaleza que en cómputo mensual sean superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias. Si no cumpliera este requisito podrá acceder al subsidio si lo cumple y lo acredita dentro del plazo de un año. El cumplimiento de este requisito deberá mantenerse durante todo el periodo de percepción del subsidio.
  • Acreditar que en la fecha en que se realice la solicitud del subsidio reúne todos los requisitos, salvo la edad, para acceder a cualquier tipo de pensión contributiva de jubilación en el sistema de la Seguridad Social español. 

Ingreso Mínimo Vital 

Estos son sus requisitos para solicitarlo:

  • Ser residente en España
  • Estar en situación de vulnerabilidad económica. Para determinar la situación de vulnerabilidad económica se toma en consideración la capacidad económica de la persona solicitante individual o de la unidad de convivencia, computando los recursos de todos sus miembros. Esto , en términos generales, indica que la persona beneficiaria individual no puede ser poseedora de un patrimonio neto equivalente a 20.353,62 euros, sin incluir la vivienda habitual.